¿Qué pasa en tus pies cuando te pones tacones?

Zapatos altos radiografía de los huesos[1]

¿QUÉ OCURRE EN TUS PIES CUANDO TE PONES TACONES?

 

 

Tu pie está constituido  26 huesos articulados entre sí. Estas articulaciones le permiten realizar diferentes movimientos, adaptarse a todo tipo de superficies y soportar el peso tu cuerpo (cuando estamos parados) y los movimientos que se producen  en él durante   la marcha, carrera, saltos.

Tu pie, sin que tú lo sepas, se encarga de soportar tu peso, darte impulso en la marcha, equilibrarte en diferentes superficies y recibir  sensaciones táctiles del suelo por donde pisas. Lo va a realizar durante toda tu vida de forma inconsciente, él  trabaja solo para ti. Maravilloso, ¿no crees?

La plantar de tu pie  se apoya en un triángulo cuyo  punto posterior, el talón (hueso calcáneo), y los dos puntos anteriores: por dentro, la cabeza del primer metatarsiano (primer dedo) y, por fuera, la cabeza del quinto dedo.  Esta disposición da lugar a tres arcos, el más evidente el arco plantar interno une el apoyo calcáneo con la cabeza del primer metatarsiano (arco interno), el arco plantar externo une el apoyo calcáneo con la cabeza del quinto metatarsiano (arco externo), menos evidente y, el arco anterior, une los puntos de apoyo de las cabezas del 1º y 5º metatarsianos (arco anterior). Este último arco  se altera con más facilidad con los años y la mala elección de calzado.

 

En la marcha, el peso de  tu cuerpo lo recibe y soporta tu  talón como primer punto de apoyo (calcáneo) y, desde allí, se desplaza progresivamente hacia tus puntos de apoyo anteriores. En este primer momento el 100% de tu peso lo recibe tu talón .Luego se reparte 70% en tu talón y 30% en tu parte anterior de tu pie. Y  el momento del desplegué 90% en tu  primer dedo y metatarsiano.

Con tacón

Al ponerte un tacón de dos centímetros te va a  facilita la marcha, pero en posición de parada el reparto de tu peso en tu pie cambia ligeramente, casi imprescindible para ti y te invita a caminar, luego estas en propulsión, se reparte 60% parte anterior, 40% en la parte anterior y el resto en la parte intermedia. Lo único que quisiera que quedara claro es que el tacón de dos centímetros te  invita a caminar y si tienes que elegir uno este sería el ideal ya que facilita el paso.

Pero más de cuatro centímetros hace que el reparto de tu  peso vayan  a tu parte delantera de  tu  pie y como consecuencia  se invierten el reparto de tu  peso (30% partes posterior y 50% parte delantera), lo que te  obliga a que todas tus  estructuras superiores (tobillo, rodilla, cadera espalda…) adopten posturas compensatorias para no caer hacia delante.

 

Afecciones que produce el uso de zapatos con tacos altos:
1) Desequilibra tu postura fisiológica.
2) Aumenta la presión sobre las falanges de tus dedos.
3) Sobre tu  rodilla puede producir artritis degenerativa y un  aumento de peso sobre tu  propia rodilla.
4) Dolor y acortamiento en tus  músculos de la pantorrilla y dolor en tu talón.
5) Metatarsalgia: dolor en los metatarsos, ya que reciben más pesos.
6) Y la  Hiperlordosis (aumento de la curvatura lumbar).

(Lo anteriormente descripto  se produce cuando se excede en el uso del zapato de tacón)

El uso de zapatos de tacón a edades muy tempranas es desaconsejable porque puede producir problemas a largo plazo: “la madurez de la columna vertebral se puede establecer desde los 18 años y las malas posiciones que se generen antes de estas edades pueden traer problemas después”

Y después de toda la información que acabo de darte, elige ponerte los zapatos que tu necesites para estas fiestas y si es da tacón, cuando te lo quites realiza este ejercicio sencillo que te aliviara y te permitirá ponerte esos zapatos. Lo importante es que cuando se elige se toma toda la responsabilidad.

Ejercicio: es muy sencillo y te ayudara a borrar la huella que hayan podido dejar en tus pies algún zapato de tacón. Sentada o de pie, con una pelota de tenis masajéate toda la planta, recréate en todos las zonas de tu planta y por lo menos 5 minutos en cada pie. Hazlo todos los días y tienes asegurado un buen cuidado de tus pies y el resto de tus articulaciones.

 

¡FELIZ NAVIDAD Y UN NUEVO AÑO PERFECTO¡